13 may. 2017

No-Do (2009)


Na-Da nuevo

Producción de terror y suspense española, escrita y dirigida por el interesante, Elio Quiroga (La hora fría), desarrollando una historia plagada de tópicos del género de terror, pero empleando una novedosa premisa, la desconocida vinculación del No-Do con acontecimientos cercanos a lo sobrenatural e incluso religioso.


Narra la vida de una pediatra que tras el nacimiento de su nuevo hijo, comienza a sufrir una depresión postparto. Elio Quiroga, toma los mandos de una historia atractiva y magnética, en la que comienzan a suceder cosas extrañas en la habitación del niño de una pareja que acaba de trasladarse a una nueva casa.


Los responsables de la película consiguen ofrecer momentos de verdadera tensión y suspense, confeccionando un juego entretenido al tiempo que arriesgado, con el que consiguen mantener la atención del espectador en todo momento. Uno de los puntos débiles de la película reside, fundamentalmente, en la selección del reparto. Da la sensación de que esta misma historia con otros intérpretes hubiera ganado en matices y toques dramáticos.


La historia engancha, por momentos te inquieta y Elio Quiroga,  parece tener las claves del miedo en el bolsillo, las piezas encajan. Puede que siga los esquemas de guion tradicional, dando las dosis de terror en los momentos establecidos, pero lo mejor es que funcionan.


El director consigue generar una atmósfera incomoda y extraña, jugando con el suspense y dejando espacio para momentos puntuales de cine de terror, bien elaborados, cumpliendo con su propósito fundamental.


La película, presenta algún que otro fallo técnico e irregularidades, pero lo cierto es que presenta una historia de intrigas interesante y llamativa con la que consigue mantener el interés del espectador en todo momento, ofreciendo numerosas sorpresas donde combina el suspense con algunos momentos de terror.


Uno de los puntos débiles de No-Do, reside en la selección del reparto, restando seriedad al conjunto del relato. Se apoya en un reparto español, encabezado por Ana Torrent (Tesis), secundada por unos desacertados secundarios.


La película deja la sensación de que su director y creador,  no llega a explotar todas las posibilidades del relato que tiene entre manos. Se aprecia su sello personal en diversas escenas. A pesar de contar con diversos puntos débiles, No-Do queda como una ajustada y relativamente recomendable producción de terror, que cumple con los tópicos.


Ofrece un tratamiento del suspense inteligente, regalando e introduciendo diversos giros de guion, con los que consigue potenciar la tensión y el suspense generado inicialmente.


Cuenta con una relativamente cuidada ambientación, una correcta fotografía y una banda sonora que encaja bien en las secuencias empleadas, pero después de tanta aparente corrección y tanto cuidado visual, queda en un relato vacío e intrascendente.





0 comentarios :

Publicar un comentario