21 may. 2017

Soy leyenda (I Am Legend) (2007)


La leyenda es otra


Atención nos encontramos ante un remake de lo que en realidad es una nueva adaptación cinematográfica de la famosa novela futurista, Soy leyenda de Richard Matheson, vamos que la película reúne un amplio número de puntos en contra para resultar prometedora.

Segundo trabajo en la dirección de Francis Lawrence (Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2, Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 1, Los juegos del hambre: En llamas, Constantine, Agua para elefantes), apoyándose en la labor del prestigioso guionista, Akiva Goldsman, trasladando el trabajo de la novela de Richard Matheson, con resultados irregulares.

El último hombre sobre la tierra, fue una película que reunía terror y suspense a partes iguales, la segunda versión protagonizada por Charlton Heston, no ensució en exceso el toque original de aquella, pero esta nueva adaptación del mismo producto, presenta ya, las deficiencias de un producto destinado al consumo directo en televisión.

La calidad visual  del conjunto resulta pobre, el esquema del relato está a la misma altura y apenas se aprecian toques o guiños cómicos relacionados con el mundo de los vampiros. Las interpretaciones dejan mucho que desear y sólo el carisma de Will Smith (Escuadrón suicida, Hancock, Focus, Alter earth, Cuento de invierno, Especialista en ligues, MIB 3, Siete almas, En busca de la felicidad, Ali, Dos policías rebeldes, Independence day, Wild Wild West) y su fiel amigo, consiguen mantener la atención del público momentáneamente.

Abusa del empleo de efectos digitales con fogonazos de luz chispeantes, haciendo que parezca que estamos en plena discoteca, entre ruido y movimientos bruscos de cámara. Los efectos especiales no son nada del otro mundo y no resultan satisfactorios, podemos decir que tropieza en muchos aspectos. Error notorio propio de una producción de estas características. Un fallo mayúsculo que denota el poco cuidado que se ha otorgado a la realización de la película.

No logra resultar novedosa, ni toca con acierto ninguno de los puntos que se le presuponen, dejando el humor para otra ocasión y el terror, para contadas secuencias. La historia flojea en numerosos aspectos, se precipita a la hora de presentar a los vampiros y en términos generales, se queda muy pobre y limitada en su desarrollo.


Película para el consumo de los incondicionales del cine de terror edulcorado y con pocas pretensiones, para ver en una tarde lluviosa. Poco o nada se salva en Soy leyenda, ni siquiera Will Smith

0 comentarios :

Publicar un comentario