13 jun. 2017

Big Driver (TV) (2014)


Aburrimiento previsible y prescindible

Producción de suspense de claro corte televisivo, apoyado en un relato corto de Stephen King, el rey de las novelas de terror y suspense, que sigue dejando su huella y estilo en todo lo que hace.

Hace años que la industria cinematográfica se ha dado cuenta de lo productivo que resulta hacer películas basadas en relatos de Stephen King (El resplandor, La zona muerta, Piedad, Cementerio viviente, La tienda, Verano de corrupción, Viaje a las tinieblas, Cujo, Perseguido, Langoliers, Sonámbulos, La tormenta del siglo, En la boca del miedo, Carrie, Miedo azul, La mitad oscura, La niebla, Un buen matrimonio, El cazador de sueños, Cadena perpetua, 1408, El misterio de Salem's Lot, Cuenta conmigo, Los Tommyknockers, El gato infernal, Los chicos del maíz, Corazones en Atlántida, La ventana secreta, Ojos de fuego, Eclipse total, Maleficio, IT, La resurrección del mal, Misery) y sigue intentando sacar el máximo partido de la obra del escritor, ofreciendo diversas películas de cuestionable calidad pero que tienen el sello inconfundible del escritor, ofreciendo relatos interesantes que captan la atención del espectador con facilidad, prueba de ello es Big Driver, de baja calidad técnica e interpretativa que logra captar la atención del espectador inicialmente, para posteriormente estirar el chicle de una forma insultante.

El encargado de conducir y dirigir el proyecto, Mikael Salomón, es un habitual de las producciones televisivas y queda claro que está encasillado en este tipo de encargos. Lo más destacable del reparto, reside en la presencia y aportación anecdótica de la veterana intérprete ganadora del Oscar, Olympia Dukakis (Hechizo de luna) y la protagonista, Maria Bello (Chantaje, Nunca apagues la luz, World Trade Center, La ventana secreta, Una historia de violencia, Asalto al distrito 13, Prisioneros, Sin salida, Secuestrada), dejando en evidencia sus limitaciones interpretativas.

La premisa del argumento peca de sencilla y previsible, presentando y desarrollando la historia de una famosa escritora de misterio que busca venganza después de un brutal ataque sexual. 

La película cuenta con un esquema tradicional y poco o nada en ella sorprende, pero lo cierto es que Big Driver está por encima de muchos productos recientes de suspense, puesto que en algunos momentos logra inquietar e incomodar al espectador.

Nos encontramos ante una producción de suspense barata, previsible y aburrida. No cuenta nada nuevo y si has visto alguna producción relacionada con lo que escribe su autor, Stephen King, sabes hacia dónde conduce el desarrollo de los acontecimientos. Algo que resta puntos al conjunto, haciendo que se convierta en un aburrimiento pasajero, intrascendente y prescindible


0 comentarios :

Publicar un comentario