13 jul. 2017

Horns (2013)



Todo un diablillo 

Peculiar e irregular relato que mezcla fantasía y realidad en un mundo de maldad y perversión, donde un joven es acusado del asesinato de su novia. La aparición de unos estrafalarios y genuinos cuernos le dotarán de unos peculiares poderes que le permitirán investigar sobre el crimen.

El director, Alexandre Aja (Las colinas tienen ojos, Alta tensión, Horns, Reflejos, Piraña 3D), ofrece un trabajo irregular al tiempo que curioso, donde deja espacio para la fantasía y el humor negro, realizando una crítica del mundo en el que vivimos.
Resulta interesante y atractiva la forma en que se van desarrollando las cosas, si bien es cierto que puede resultar excesivamente confusa en sus inicios. Uno de los puntos que logra mantener la atención del espectador radica en el sentido del humor negro que derrocha la película en numerosas secuencias. Ese humor despierta la simpatía y curiosidad del espectador.

La idea es buena, la historia tiene cierto atractivo, pero de alguna manera no logra ser lo suficientemente entretenida. Cae en la reiteración de ideas y deja la sensación de que con un metraje más reducido hubiera funcionado mejor. Tiene como protagonista absoluto a Daniel Radcliffe (La mujer de negro, Y de repente tú, El sastre de Panamá), que sigue intentando alejarse de sus trabajos anteriores en Harry Potter y, de alguna manera, lo va consiguiendo tras su participación en recientes productos alejados del mundo de Potter.

La película cuenta con unos efectos especiales solventes y atractivos, puede que no sean lo mejor del panorama actual, pero logran mantener el tono cómico y fantasioso de la película. Los responsables de la película confían tanto en la calidad de los efectos especiales y en el maquillaje, que se atreven a desarrollar diversas escenas en plena luz del día. Es posible que en ciertas escenas hubiera sido más apropiado un tono más oscuro. Resulta interesante cómo el personaje protagonista va llevando a cabo su peculiar investigación y cómo por el camino va descubriendo numerosos pensamientos de las personas que lo rodean.

Personalmente, tengo que decir que, pese a su peculiaridad, no ha llegado a gustarme por completo. Después de la sorpresa inicial con el empleo del humor negro y diversos puntos atractivos, el efecto se va desvaneciendo hasta llegar a resultar tediosa.




0 comentarios :

Publicar un comentario