29 ago. 2017


Pequeña gran diversión

Sencilla, agradable, entretenida y divertida producción francesa que no ofrece nada realmente nuevo, pero por lo menos se disfruta y se ve sin sensación de aburrimiento.


Firma el guion su propio director, Laurent Tirard (Astérix y Obélix: Al servicio de Su Majestad), desarrollando la historia de una mujer muy hermosa y atractiva, una brillante abogada con sentido del humor y fuerte personalidad que acaba de divorciarse. Una tarde recibe una llamada telefónica de un hombre, que se ha encontrado su móvil. Se trata de un hombre educado, divertido y culto, y la protagonista cae bajo su hechizo. Tienen una cita, pero su encuentro no es el esperado. 


El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones. Tiene descaro, carisma y despierta simpatía con facilidad, ofreciendo diversas secuencias interesantes donde el humor desenfadado y bien intencionado, se convierte en motor fundamental del relato.


Virginie Feira (Elle), llena la pantalla con su belleza, recordando a las estrellas femeninas de los años dorados de Hollywood, trasmitiendo un brillo especial en cada plano. Su compañero de reparto, Jean Dujardin (Monuments men, The artist), es el contraste y consigue cerrar lo que, en un principio, no parece la pareja ideal. La química existente entre los dos intérpretes atrapa al espectador y lo mantiene atento al desarrollo de los acontecimientos. Mención especial merece el momento mágico en el que los dos protagonistas se conocen por primera vez y la forma en que se desarrolla esa situación. 


El desarrollo de la historia que presenta cae en la trampa de dejarse llevar por lo convencional, después de haber ofrecido momentos atrevidos y divertidos, haciendo que todo vaya resultando más previsible.


Un hombre de altura, no es la clásica comedia romántica, pero a medida que avanza se va aproximando más a los esquemas habituales del género. Ideal para pasar un rato entretenido, con buenas dosis de humor. Ofrece buenas sensaciones y un mensaje claro. Toda una pequeña gran diversión.



0 comentarios :

Publicar un comentario