7 sept. 2017


Ojo con lo que vigilas

Interesante y apasionante producción de suspense y terror, apoyada en un relato sencillo y eficaz donde los responsables de la película consiguen ofrecer un tratamiento inteligente de los elementos que tienen a su disposición. 
Su director, Kasra Farahani, presenta y desarrolla una historia, en apariencia, sencilla, apoyándose en una premisa atractiva en la que dos jóvenes, compañeros de clase en el instituto, deciden gastar una broma pesada a su vecino, haciéndole creer que su casa está encantada. Así que cuando una tarde el veterano vecino sale de casa, los dos chicos instalan un equipo para simular los ruidos y unas webcams para ver su reacción. Pero pronto se darán cuenta de que han elegido a la persona equivocada... 


No me cabe duda que los responsables de la película han encontrado su fuente de inspiración en muchas producciones similares y han sabido jugar con los tópicos habituales, ofreciendo un producto satisfactorio y con personalidad propia, donde hay espacio para grandes tensiones y emociones que hacen que el espectador llegue a contener su respiración.
Los responsables de la película otorgan movilidad a la cámara y siguen el desarrollo de la historia, con grabaciones en primera persona, alejándose del empleo de cámaras estáticas. Logran otorgar dinamismo y fluidez al relato, consiguiendo que la atención del espectador no decaiga, presentando progresivamente indicios y sospechas alrededor de todo lo que rodea al personaje interpretado por James Caan.


El director y los guionistas, logran desarrollar la historia empleando diversos enfoques y manejos de cámara, ofreciendo variedad visual y evitando caer en la monotonía de la cámara en mano, que podría resultar abusiva y mareante. La aparente falta de presupuesto, hace que pueda caer en la reiteración de situaciones, pero todo forman piezas de un puzle que el espectador deberá ir confeccionando en su mente para que encajen las piezas.
Cuenta con una gran ambientación, apoyada en elementos clave en este tipo de productos, como la oscuridad, el silencio y la violencia, destacando el atrevimiento por parte de sus responsables a la hora de plasmar la oscuridad. Todo ello acompañado por una inteligente y acertada banda sonora, junto con un reparto acorde con el presupuesto de la producción, beneficiado por la presencia del veterano, James Caan (El padrino, Misery).


En resumidas cuentas, Alguien está vigilándote, queda como un atractivo y sugerente proyecto que combina suspense con ligeras dosis de terror, apoyado en una idea interesante que llega a sorprender y dejar diversas lecturas de interés. 

0 comentarios :

Publicar un comentario