10 sept. 2017

San Andrés (San Andreas) (2015)


Espectáculo catastrófico

Cine de entretenimiento puro y duro, servido en bandeja para el lucimiento de su estrella protagonista, The rock, en una película en la que los efectos especiales son los encargados de hacer realidad las tremendas consecuencias de una cadena de terremotos espectacular.
Los responsables de la película no se andan con rodeos y se lanzan al entretenimiento total, olvidándose de la credibilidad del argumento, apostando por el espectáculo total, olvidándose de las leyes de la física.


El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento elegante y cuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones.
El argumento sigue los tópicos del género y cae en el error de resultar excesivamente previsible, ajustándose a los esquemas habituales de este tipo de producciones. Gran parte de lo que ocurre durante el desarrollo del argumento, resulta excesivamente familiar para el espectador, desapareciendo el factor sorpresa.


El director, Brad Peyton (Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa), explota al máximo el empleo de los efectos especiales, inundando la película de secuencias imposibles, donde los protagonistas intentaran salir ilesos de los peligros de las sacudidas de la tierra.
Una producción espectacular, donde los efectos especiales se convierten en auténtico motor del relato, con unas interpretaciones que no alcanzan la profundidad dramática necesaria, haciendo que ciertas secuencias pierdan el dramatismo esperado.


El reparto está encabezado por Dwayne "The Rock" Johnson (Dolor y dinero, Fast & Furious 7), acompañado por un par de bellezas, como: Alexandra Daddario y Carla Gugino. Sus interpretaciones no alcanzan los niveles de calidad necesarios y no consiguen llegar al espectador. Con ellos, parece que todo es una aventura fácil de resolver, restando interés al relato.

La película ofrece lo que se espera de ella, espectacularidad total, con unos aplastantes efectos especiales, con los que ofrecer una visión apocalíptica de la destrucción de la ciudad. Fácil de disfrutar, si la vemos como el espectáculo visual que es.

Otros trabajos de sus responsables. 




0 comentarios :

Publicar un comentario