20 oct. 2017


Juego desaprovechado

Floja, anecdótica e irrelevante producción desenfadada ubicada en el mundillo de las apuestas y juegos de billar, intentando sacar partido de su elenco de estrellas, destacando: James Coburn (Nueva moda en el crimen) y   Omar Sharif (La noche de los generales).
El argumento es, en apariencia, sencillo, y los responsables de la película ofrecen un tratamiento pobre y descuidado de la imagen, dejando un pequeño relato que abusa de situaciones vistas con anterioridad en otras producciones similares.

Sus responsables desarrollan una historia de jugadores y estafadores con dos pasiones en común, el dinero y el juego.  Una historia floja y desenfadada, con la que, de alguna manera, homenajea algunos clásicos de temática similar, haciendo inevitable recordar títulos como: Harry, dedos largos;, El destino también juega, El golpe, Juego sucio en Panamá, El póquer de la muerte, La cuadrilla de los once, El buscavidas y El rey del juego, entre otras.
El tono desenfadad juega en su contra, al no conseguir generar auténticos momentos de emoción y pasión por el desarrollo del juego. La presencia de Omar Sharif, no tiene brillo, porque apenas se deja ver. La película alcanza un desenlace precipitado y chapucero que no llega a resultar satisfactorio.

En resumidas cuentas, Jugadores de ventaja, se limita a intentar sacar ventaja de la presencia y participación de dos grandes estrellas del cine, como: James Coburn y   Omar Sharif, sin conseguirlo. Queda en una pobre y fallida jugada que echa a perder dos bolas ganadoras.

Otros trabajos de sus responsables

  • Omar Sharif (10.000, La noche de los generales, El señor Ibrahim y las flores del Corán, Doctor Zhivago, Lawrence de Arabia)




0 comentarios :

Publicar un comentario