12 dic. 2017


Lo mismo mejorado y ampliado


Buenas, queridos lectores, vengo a contaros una de mis batallas relacionadas con el mundo del cine y todo el gran movimiento comercial que siempre ha generado.
Recientemente, me he metido en un grupo de coleccionistas de películas, para recordar viejos tiempos y costumbres. Veréis, antes yo era de comprar siempre y tratar de tener una gran colección, pasados los años y después de cambios de formatos (Beta, VHS, Laser Disc, DVD, Bluray…) y mamoneos varios, dejé de tener ilusión por hacer grandes colecciones de nada.

Voy al grupo de coleccionistas y veo que los miembros del grupo sacan y ponen fotos de sus grandes colecciones y me resulta extraño. Repito y quiero añadir que yo antes era de uno de ellos. Pasaba horas muertas en establecimientos buscando buenas ofertas y grandes películas, pero a día de hoy es una cosa que he dejado de lado. La piratería, la economía, las televisiones y otros factores han hecho que me baje de ese tren de mercancías.
Es cierto que hay películas que merecen ser vistas más de una vez y que lo que ofrecen los nuevos formatos traen añadidos muy interesantes, pero duele ver como con el paso de los años han bajado los precios de muchas cosas y cómo surgen nuevas ediciones o revisiones de las anteriores. Aun recuerdo mi época de coleccionista cuando miraba si estaba comprando la edición especial, la edición montaje del director, la edición 20 aniversario, la versión extendida… Formas y formatos para atraer al consumidor, pero que luego quedan en estanterías tan llenas como vacías.

Fotos y fotos de estanterías llenas de películas, películas que posiblemente solo puedan ver una vez en la vida o que ni siquiera hayan visto. Es en plan, mirad que grande la tengo (la colección) o algo así, no se como explicarlo. A día de hoy lo veo tan absurdo... Yo puedo tenerla igual de grande o más y no la voy enseñando, no sé… ¿Qué os parece el asunto?¿Nos engañan las productoras y distribuidoras?










0 comentarios :

Publicar un comentario